26 abr. 2012

IVREA ABRIL

 Aiko, la protagonista, es una marimacho. Una chica de todo menos femenina. Incluso su mayor rival es un chico, Reo, a quien Aiko desea superar en todo (baloncesto y popularidad, principalmente), pero sus esfuerzos siempre son en vano ya que Reo parece insuperable. No obstante, un cambio radical se avecina en la vida de Aiko. Su hermano le ofrece un trabajo en su maid café. Pero, ¿cómo una marimacho como ella podría convertirse en la guapa camarera que alguien espera encontrar en un café así? Una buena peluca y un poco de maquillaje obran el milagro. Ahora parece otra persona, ¡ni siquiera Reo la reconoce! Y las cosas todavía se ponen más raras, ya que Reo empieza a mostrar interés en su nueva personalidad (Aiko ha cambiado su nombre por “Mai”) y le pide una cita. Ella acepta, su plan es enamorarlo para después despreciarlo y abandonarlo. ¿Conseguirá llevar a cabo su plan o se le volverá en contra como tantos otros que ha tenido? ¡¡Llega uno de los mangas shojo más vendidos de los últimos meses en Japón!! 

 Historias cachondas y humanas donde más que nunca el dicho de “en la guerra y en el amor todo vale” está presente: Una chica que acepta ser la tercera en discordia en una triangulo con su vecino. Un reencuentro con un amor imposible de instituto al que la prota no quieren dejar escapar por nada del mundo. La dura experiencia de compartir piso con un chico que te gusta. Y, por último, el eterno conflicto entre la apacible vida de pareja y el deseo interior de una vida libre y despreocupada. . . 

 
Sakura Ichiko es una chica de 16 años que lleva una vida idílica. Es guapa, inteligente y saludable. Los chicos la admiran y las chicas la envidian. Todo es perfecto hasta que se entera de que está causando un desequilibrio en la energía del mundo, por culpa de acumular energía positiva permanentemente, absorbiéndola de todo aquél que la rodea. Momiji, una Binbougami (diosa de la desdicha) aparece con la misión de extraerle todo ese exceso de energía positiva. Empieza así un sinfín de situaciones cómicas donde Momiji persigue a sol y sombra a Sakura con el fin de neutralizarla, pero a la par le hará notar que los demás sufren por la energía que se les quita, despertando en ella la habilidad de manipular su energía positiva para ayudar a los demás.

No hay comentarios: